lunes, 27 de diciembre de 2010

Psiquiatría: Clasificación de las enfermedades mentales

En psiquiatría existen clasificaciones que permiten definir y reconocer las enfermedades mentales.
Un buen sistema de clasificación debe cumplir estos requisitos:
1. Tener una nomenclatura uniforme de términos con definiciones idénticas universalmente conocidas y confirmadas.
2. Sistema diagnóstico basado y definido por criterios unívocos idénticos en significado y utilización.
3. Sistema de clasificación fundado en un principio básico común.
*******
Estos principios no han sido total o parcialmente incorporados por la psiquiatría en su clasificación de las enfermedades mentales, debido a la interferencia de diferentes factores. En primer lugar, no es difícil comprender que a lo largo de la historia de la psiquiatría hayan aparecido clasificaciones que vienen a representar de modo sintético un determinado sistema de pensamiento psiquiátrico.
En segundo lugar, para la psiquiatría a veces resulta no solo dudoso, sino también contrapuesto el poder determinar si una persona está enferma psíquicamente o no.
Otro aspecto que debemos mencionar es el referente a la complejidad del lenguaje psiquiátrico. Los múltiples problemas que tiene plateada la psiquiatría, al ser tratados según diversas formas de pensamiento o interpretación, hacen que la semántica psiquiátrica posea para el observador no iniciado dificultades evidentes que hacen de esta disciplina una ciencia confusa.
*******
El resultado de todo esto es una multiplicación y variación de sentido en los términos psiquiátricos. Como cada fenómeno clínico puede ser estudiado e interpretado desde diversas perspectivas, y para una misma perspectiva se pueden aplicar métodos diferentes, surge un marcado problema de comunicación, hasta el punto de que podemos afirmar que si la psiquiatría está aislada del resto de la medicina, en parte es por su lenguaje.
Pero sin clasificación de las enfermedades no se puede hacer nada, porque definir y distinguir los trastornos psiquiátricos, y después clasificarlos, son aspectos imprescindibles para el progreso de la ciencia psiquiátrica.
*******
Hasta finales del siglo XVIII no se conocen intentos serios de clasificación de las enfermedades mentales. A partir de Pinel, las entidades nosológicas psiquiátricas se establecen según distintos criterios. En un principio las clasificaciones estuvieron basadas en la sintomatología; después se intentó establecer unos criterios a partir de la correlación entre la sintomatología y la etiología, y cuando la etiología no resulta adecuada se establecen unas veces clasificaciones según el criterio lesional, y otras según el criterio psicológico.
*******
Con el fin de solucionar este aspecto, la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha dedicado varias reuniones de expertos para clasificar las enfermedades mentales. Y junto a la clasificación de los trastornos mentales (Sección V), que se encuentra en la CIE (Clasificación Internacional de Enfermedades), se ha preparado un glosario, o sea, unas indicaciones acerca del significado de sus términos constituyentes, en vista de que muchas denominaciones psiquiátricas están adquiriendo significados muy diferentes en los distintos países.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada